Cómo hacer que los niños pasen menos tiempo frente a las pantallas

Atención, papás y mamás de hijos “pantallófilos”: el gobierno de Estados Unidos ha emitido una advertencia pública de que navegar por aplicaciones como TikTok, Instagram y Snapchat puede acarrear graves riesgos para la salud mental de los menores.

En un informe de 19 páginas, la principal autoridad de salud de Estados Unidos, Vivek H. Murthy, afirmó el 23 de mayo que, aunque las redes sociales ofrecen algunas ventajas a los jóvenes, como la posibilidad de conectar con distintas comunidades, también los exponen a daños potenciales, como el ciberacoso y contenidos que promueven trastornos alimentarios, autolesiones y otros comportamientos destructivos. Afirmó que las redes sociales también perjudican el ejercicio, el sueño y otras actividades.

¿Qué pueden hacer los padres? Una posibilidad es explorar opciones para limitar el tiempo que los menores pasan frente a la pantalla. Veámoslas.

Los sistemas operativos móviles de Google y Apple ofrecen herramientas gratuitas que pueden ser eficaces para restringir el tiempo de pantalla en teléfonos inteligentes y tabletas. Estas herramientas permiten a los padres controlar y establecer límites en los dispositivos de sus hijos.

En los dispositivos Android está Family Link, una aplicación que debe descargarse desde la Play Store de Google. Allí, los padres pueden configurar la cuenta de Google del hijo para que el software vigile cómo se usa. Para los padres que utilizan iPhones y quieren gestionar los teléfonos Android de sus hijos, también hay una aplicación Family Link para iOS.

En el caso de los iPhones, el iOS de Apple incluye una herramienta llamada Tiempo en pantalla (Screen Time), que también puede limitar el tiempo que alguien pasa en el dispositivo. Se activa dentro de la aplicación de configuración del iPhone siguiendo las instrucciones de Apple.

Ambas tienen sus pros y contras.

Family Link de Google tiene funciones útiles, como la opción de rechazar aplicaciones que un menor intente descargar y la posibilidad de bloquear un dispositivo a determinadas horas, por ejemplo, entre las 9 de la noche y las 7 de la mañana, cuando el menor debe estar dormido.

Pero Family Link tiene una gran limitante: cuando los niños cumplen 13 años, pueden optar por “graduarse”, como lo llama Google, es decir levantar las restricciones. A esa edad, el menor alcanza la edad mínima requerida en Estados Unidos para crear una cuenta de Google sin el consentimiento de los padres.

Una solución para los padres que quieran seguir utilizando las restricciones es acceder a la cuenta de Google del menor y cambiar la edad a una menor que 13.

También probamos la función Tiempo en pantalla de Apple durante un experimento que duró semanas cuando se presentó la herramienta. Esta función permite a los padres establecer límites de tiempo para determinadas aplicaciones o categorías de aplicaciones, como redes sociales o juegos, en los iPhones de sus hijos. Cuando al menor se le acaba el tiempo con una aplicación, se bloquea. El padre o madre puede entonces hablar con el niño y decidir si lo deja más tiempo.

La desventaja es que los padres que también utilizan las herramientas para controlar el uso de su propio teléfono pueden saltarse fácilmente las restricciones utilizando su código de acceso y quizá se den cuenta de que son incluso más adictos a las pantallas que sus hijos.

Sí.

También hay aplicaciones de terceros para Android e iOS que permiten a los padres gestionar el tiempo de pantalla, aunque deben usarse con precaución. Algunas aplicaciones de marcas desconocidas que se comercializan como aplicaciones de control parental han sido utilizadas por acosadores para rastrear la ubicación de los usuarios e incluso espiarlos a través de sus micrófonos, un tipo de software malicioso que los investigadores de seguridad llaman “stalkerware” (de “acosador” en inglés).

Los padres disponen de muchos recursos para encontrar herramientas fiables que también funcionen en computadoras personales, así como en teléfonos y tabletas. Common Sense Media, una organización sin fines de lucro que reseña productos para familias, descubrió que Qustodio y NetNanny les daban a los padres un amplio control de los dispositivos de sus hijos.

Las empresas de redes sociales también ofrecen algunas funciones para recordarle a la gente que deje de deslizar. Por ejemplo, Instagram tiene un recordatorio que puede activarse y recordarle al usuario que “tome un descanso” y TikTok introdujo este año su propia herramienta para limitar el tiempo que se pasa dentro de la aplicación.

Pero se ha cuestionado la eficacia de estas funciones. Muchas personas, incluidos adolescentes, han descubierto que estas herramientas pueden anularse con mucha facilidad.

Brian X. Chen es columnista de tecnología de consumo. Reseña productos y escribe Tech Fix, una columna sobre las implicaciones sociales de la tecnología que utilizamos. Antes de unirse al Times en 2011, reporteó sobre Apple y la industria inalámbrica para Wired. @bxchen

About Webmaster

Mario Milan Junior ,I'm passionate for the online media and marketing ,19 years old ,first year university .Can't Wait to Join My Father this year in Florida ,United States .

Check Also

The Cost of Nuclear War in Space

Just before the Russian-Ukrainian war reached its two-year milestone today, U.S. intelligence agencies warned that …

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *